Campañas del Duque de Alba, Las. Los Países Bajos (1567-1573)

Referencia: 4674

15,00 €
Impuestos incluidos
Cantidad
No hay suficientes productos en stock

  • Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL. Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL.
  • Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos. Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos.
  • Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió. Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió.

Puede haber pocas dudas de que, aunque ya llevaba una larga carrera militar a sus espaldas, Fernando Álvarez de Toledo es principalmente conocido a nivel europeo por su periodo de mando en los Países Bajos. Enviado allí inicialmente para poco tiempo, debió pasar seis años desempeñando una labor política para la que no estaba preparado.

Como general demostró su destreza venciendo a los rebeldes protestantes en Jemmingen y en Jodoigne, recuperando Mons, saqueando Malinas o haciendo que su hijo Fabrique tomara Haarlem.

Sin embargo, como gobernador debió enfrentarse al complicado y cambiante juego de alianzas que desde siempre había caracterizado la política centroeuropea. Y para empeorar aún más las cosas se le hurtaron los recursos financieros con los que poder llevar a cabo su labor, teniendo que recurrir a la imposición de impuestos manu militari. Todo ello y el hecho de tener que actuar como “brazo ejecutor” de las órdenes de Felipe II a la hora de aplicarles el castigo a los rebeldes, le granjeó el odio de la población autóctona y la visión que se ha proyectado de él como hombre sanguinario y cruel, aunque sus enemigos actuaron de manera similar o incluso peor en algunos casos.

Dicho lo anterior, en las páginas de esta tercera parte que al estudio de sus campañas dedica la colección Guerreros y Batallas, encontrará el lector toda la información necesaria para valorar en su justa medida la figura de uno de los más grandes generales de la historia de España.

4674

Ficha técnica

Número de Páginas
96
Encuadernación
Rústica
Idioma
español
Autor
Rubén Saez Abad

productos relacionados