El Gran Asedio

Referencia:

15,95 €
Impuestos incluidos
Malta, 1565
Cantidad
In Stock

  • Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL. Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL.
  • Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos. Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos.
  • Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió. Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió.
1565, Europa todavía no se había repuesto de la última acometida otomana que se saldó con el asedio de Viena de 1529. De nuevo, dos antiguos enemigos, el Imperio Otomano y la Orden Hospitalaria de San Juan, vuelven a cruzar sus espadas. En su anterior choque, los caballeros hospitalarios habían tenido que renunciar a su posesión de la isla de Rodas en 1522 tras un largo y penoso sitio, dando con ello la hegemonía del Mediterráneo Oriental al Imperio Otomano. Gracias al emperador Carlos V, la Orden Hospitalaria asentó su base en la isla de Malta, desde donde continuó su lucha contra el Turco. Malta se convirtió en un obstáculo para la Sublime Puerta en su intento por convertir todo el Mediterráneo en un “Lago Turco”. Con la posesión de la isla, el Imperio Otomano no sólo vería realizado este objetivo sino que dispondría de una excelente base de partida para atacar el corazón de la Cristiandad, Roma, y expandirse por Europa Occidental. En Malta, no solamente los Hospitalarios se jugaron su destino como Orden, también se jugaba el destino de la Cristiandad y de la civilización occidental. Una Cristiandad dividida por el gran cisma que supuso la Reforma Luterana en el orden religioso y político. Sobre el papel, la lucha parecía totalmente desigual: por un lado, el Imperio Otomano con vastos recursos a su disposición; por otro lado, un puñado de caballeros hospitalarios sin apenas ayuda de sus correligionarios cristianos, sólo la agobiada España mandó algunas tropas, pero mandados con férrea determinación por su Gran Maestre, Jean de La Vallette. Durante todo el verano de 1565, Europa contuvo el aliento ante la titánica lucha que se desarrollaba en aquella pequeña isla, esperando en cualquier momento las noticias del inevitable desenlace. Pero ello no sucedió: Malta se salvó. Esta es la historia de aquella gesta y de los hombres que la realizaron.

Ficha técnica

Autor
Rubén Sáez Abad

16 otros productos en la misma categoría: