Panzerjäger y cañones de asalto

Referencia: 0506201902

24,95 €
Impuestos incluidos
Cantidad

  • Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL. Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL.
  • Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos. Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos.
  • Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió. Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió.

El frente del este hizo patentes las limitaciones de los carros de combate alemanes. El T-34 y el KV-1 demostraron que el blindaje y la potencia de fuego de los panzer resultaban insuficientes para enfrentarse a los tanques soviéticos. Mientras las nuevas generaciones de carros salían de los tableros de diseño dando lugar a las familias Tiger y Panther, hubo de echarse mano de soluciones de emergencia para suplir esas carencias.

Los cazacarros (panzerjäger) nacieron de la urgencia de la Wehrmacht mientras salían de fábrica los nuevos diseños de panzer en buscar una solución de compromiso. Para ello, instalaron en chasis de modelos obsoletos o capturados, cañones contracarro capaces de neutralizar a los carros rusos. Como la fórmula era barata, se siguieron fabricando con posterioridad a la aparición de los tigers y panthers.

Los cañones de asalto nacieron de la necesidad de apoyo directo a la infantería y fueron asimilados por el arma de Artillería. Aparte de esta función, algunos modelos, como el Stug III cumplieron una función sobresaliente como cazacarros.

0506201902

Ficha técnica

Número de Páginas
528
Encuadernación
Tapa Blanda
Autor
Juan Campos Ferreira

16 otros productos en la misma categoría: