El Imperio romano de Trajano a Marco Aurelio

Referencia: 2609202016

7,00 €
Impuestos incluidos
Cantidad
Últimas unidades en stock

  • Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL. Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL.
  • Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos. Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos.
  • Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió. Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió.

“Quise someter a dacios masacrados. Los sometí. Quise sentarme en un asiento de paz. Me senté. Quise tomar parte en triunfos famosos. Lo hice. Quise todas las recompensas de un centurión. Las he tenido. Quise ver ninfas desnudas. Las vi”. (AE, 1928,27). Así reza el epitafio de un anónimo centurión de la época de Trajano encontrado en el norte de África. El Imperio romano alcanzó el culmen de su poder durante la dinastía Ulpia-Aelia de los cinco emperadores buenos de los que hablaría Maquiavelo: Nerva, Trajano, Adriano, Antonino Pío y Marco Aurelio. El Imperio romano de Trajano a Marco Aurelio, se mantenía merced del ejército romano, cuyo elemento principal eran, las legiones. En este número analizaremos el papel de éstas, y también a los hombres que las componían, con sus capacidades físicas y con su sostén ideológico y espiritual. No olvidamos tampoco a los auxiliares, que representan, la capacidad romana para integrar al enemigo, como es el ejemplo de los sármatas. Ahora, vais a ser reclutados en la legión y lucharéis contra dacios y partos, contra alanos y mauri. La paz solo llegará cuando acabéis de leer el número ¡Esperemos que os dure menos que los veinte años que tardaba un legionario en licenciarse!

2609202016

16 other products in the same category: