Dragones de Cuera. El salvaje Oeste español

Referencia: 2901202402

7,50 €
Impuestos incluidos

Cantidad

  • Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL. Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL.
  • Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos. Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos.
  • Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió. Política de devolución. Se admiten devoluciones al dia siguiente de la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió.

Antes que por los vaqueros y la caballería estadounidense, la frontera del oeste norteamericano fue recorrida por soldados de cuera, ciboleros –cazadores de bisontes–, comancheros y tramperos españoles o novohispanos, también conocidos como dragones de cuera. En el siglo XVIII, el vasto territorio que se extendía desde las estribaciones meridionales de los montes Apalaches, en el norte de Florida, hasta la costa de California, pasando por el ancho Misisipi, las Grandes Llanuras, las Montañas Rocosas y el desierto de Sonora, constituía la más extensa de las fronteras de la Corona española. Se trataba de las llamadas Provincias Internas del virreinato de Nueva España, cuyos escasos habitantes, europeos, indígenas y mestizos, libraron en aquel siglo guerras sin fin contra los pueblos nativos que se resistían a la sedentarización, principalmente los aguerridos y temibles apaches y comanches. Una línea de presidios, guarnecida por los célebres soldados de cuera –así llamados por sus protecciones– funcionaba como defensa de los pueblos, villas y misiones de la frontera. La existencia no era sencilla en aquel territorio árido e inhóspito cuyos límites se desconocían, el Septentrión, en el que brillaron con nombre propio avezados soldados y exploradores como Juan Bautista de Anza, el irlandés Hugo O’Connor o el explorador y cartógrafo Bernardo de Miera y Pacheco. Nos adentramos, en este número, en la frontera norte novohispana para conocer cómo fueron las fricciones entre europeos e indígenas y la incierta existencia de los soldados, colonos, misioneros y aventureros que se encaminaron hacia allá.

2901202402

Ficha técnica

Número de Páginas
64
Encuadernación
blanda
Autor
AAVV

16 otros productos en la misma categoría: