Tercios Viejos - Pago Seguro

"Los Dioses de Austerlitz"

Austerlitz, el nombre de la batalla que es sinónimo de la gloria del Primer Imperio de Napoleón, se libró en 1805 en un frío 2 de diciembre en la actual República Checa. Aunque hubo muchas acciones épicas durante la batalla que involucraron a ejércitos de tres naciones con un total de 160,000 combatientes, pocas se acercan a la mística de los ataques franceses de los regimientos de caballería de la Guardia.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Al coronel Morland de los Chasseurs a Cheval de la Garde, conocidos como "Los Niños Favorecidos", y al general Ordener al mando de los Grenadiers a Cheval de la Garde, apodados "Los Dioses", les correspondió la orden de atacar. Las dos escuadrones de Morland y los tres escuadrones de Ordener descendieron sobre el flanco de los escuadrones de caballería rusos, destrozándolos y, en el caso de los Grenadiers, capturando un estandarte. Ahora le tocaba a los franceses enfrentarse a fuerzas superiores. Una gran refriega se desató entre la caballería de la Guardia francesa y rusa, los mejores jinetes de caballería de ejércitos opuestos poniendo a prueba su valentía y habilidades de combate. Minuto a minuto, el entrenamiento superior francés comenzó a mostrar sus efectos y aunque aún en inferioridad numérica, los Chasseurs, Grenadiers y Mamelucos hicieron retroceder a los rusos hasta que finalmente estos colapsaron, tambaleándose fuera del campo de batalla.

En algún momento durante el ataque a la infantería rusa, el coronel Morland fue alcanzado por una bala rusa mientras estaba a caballo. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Después del carga inicial de Morland, se sucedieron una serie de cargas y contracargas entre las dos Guardias de Caballería. Después de estar inicialmente posicionado para contenerlos, el General de Brigada Michel Ordener está representado aquí al frente de al menos dos escuadrones de Grenadiers encontrando el momento oportuno para cargar contra los Chevaliers-Gardes. A su izquierda está su hijo, también llamado Michel y futuro general, quien a los 19 años era su ayudante de campo. Más tarde lucharía en muchas campañas, incluida la de Waterloo, y le gustaba recordar cómo en Austerlitz, su padre lo regañó por inclinarse en su montura para esquivar las balas de cañón durante la carga. Los Grenadiers capturaron finalmente al Príncipe Repnine, sus oficiales y 27 cañones. La acción de Ordener fue recompensada unas semanas después con un ascenso a General de División.

las-campanas-de-napoleon-la-pintura-mili

All comments